¿Podemos darle vacaciones a nuestras redes sociales?

Escribo este post después de unos días sin conexión a Internet, (no estaba en ningún pueblo perdido donde hablar de redes móviles o 3G parece chino, pero sí en un sitio donde los operadores de internet se hacen de rogar…). Y estar más de 7 días literalmente ‘desconectada’ me ha dado para mucho reflexionar.

¿Has estado algunos días desconectado últimamente? ¿Se te ha pasado por la mente la frase ‘alomejor me había enganchando demasiado’…?

¿Serías capaz de darle vacaciones a tus perfiles en redes sociales?

ordenadorplaya

La palabra adicción suena muy fuerte, lo sé. Significa ‘hábito de quien se deja domminar por una afición desmedida a algo’. Así que no eres adicto a nada mientras no lo consideres una obsesión que escapa a tu control.

De todas formas, si quieres estar seguro de cuál es tu límite puedes consultar estos 10 síntomas del adicto a las redes sociales o este pequeño test que mide tu nivel de adicción.

Pero no te preocupes si no pasas las pruebas, ya que al menos estás dentro de la media porque los españoles somos los europeos más ‘enganchados’ a las redes sociales y los que más interactuamos con empresas y marcas  en Facebook Twitter(un 44% , diez puntos por encima de la media mundial).

¿Qué es lo que más nos engancha de las redes sociales?

El maestro de la reflexión por excelencia, Eduard Punset, ya se hizo la gran pregunta ‘¿Por qué nos enganchan las redes sociales?‘ y me ha gustado mucho su explicación, bastante coherente y nada alarmista.

Huir del alarmismo: Si eres social, estás sano

Punset explica que básicamente lo que nos engancha es establecer lazos y crear vínculos para formar parte de la manada, porque como todos sabemos relacionarnos con los demás es algo que viene escrito en nuestro ADN. La sociabilidad forma parte de la naturaleza humana.

La inteligencia debe ser social, o no es inteligencia

Pero en segundo lugar, lo que nos atrae de las redes es buscar el reconocimiento de esa manada.

Resulta que buscar el reconocimiento social sobre lo que decimos o hacemos es un indicador de que somos un individuo sano, dice Punset.

Así que no te preocupes si se te acelera el corazón un poquito cuando ves que tienes 10 nuevos ‘Likes‘ en Facebook u otras tantas interacciones en Twitter. Esos latidos de más (siempre en su justa medida…) te hacen un ser humano!

¿Es posible desconectar de tu vida online?

laptop

Por mi parte, los días desconectada forzosamente he pasado por un pequeño círculo de estados de ánimo:

  1. Al principio sientes tranquilidad. Tu Smartphone (que ya no es tan inteligente si le quitas la conexión al mundo…) no pita cada cinco minutos y puedes centrarte en lo que estás haciendo y las personas y lugares a tu alrededor.
  2. Aún así no dejas de acordarte de tu vida online: ‘Ésta foto quedaría genial para subirla a Facebook’, ‘Tengo que hacer un check-in de Foursquare y poner en Twitter donde estoy’ …
  3. La ‘tranquilidad’ se va esfumando cuando pasan las primeras 48 horas. ¿Habrán comentado mi última entrada de Facebook? ¿Cuáles serán los Trending Topic? ¿Y si alguien me ha mencionado y no le estoy respondiendo? Y si tienes un blog, la cosa es aún peor: Ya estoy perdiendo posicionamiento. Mis seguidores habrán pensado que he abandonado el blog…
  4. Así, las siguientes 48-72 horas buscas por todos los medios algún oasis con wifi (los ojos se te iluminan si pasas por un Starbucks) o gorroneas el móvil con datos de un amigo.
  5. Cuando ya te has quitado ‘el mono’ el círculo vuelve a empezar.

¿Cuándo se rompe el círculo?

Cuando pasan más de 7 días encuentras una nueva perspectiva con la que afrontar tu ‘vida online’. Te repites ¡¡Ya volverás!! Nada es tan importante. Por ejemplo, tus seguidores de Twitter no se van a largar, incluso puede que les hayas hecho un favor sin ‘darles la lata’ con tus actualizaciones continuas por unos días…

Los lectores de tu blog siguen ahí y leerán el nuevo post si les interesa  y si no les interesa, pues no lo leerán.

Tu presencia online es importante, si la utilizas para cultivar tu marca personal y sacar adelante tus objetivos profesionales, eso es importante.

Pero siempre házte esta pregunta. ¿Tienes redes sociales o te tienen a tí?

Gracias por leer este post de Dircomtomía

Si te ha gustado, te animo a compartirlo!

Anuncios

6 Respuestas a “¿Podemos darle vacaciones a nuestras redes sociales?

  1. Pingback: ¿Podemos darle vacaciones a nuestras redes sociales? | DirComtomía | Cursandonline·

  2. Yo creo que como todo mucho tienen que ver lo hábitos y la rutina, me explico. A mí en un día normal me costaría mucho no estar “pendiente” de las diferentes redes, sin embargo, en vacaciones o cuando salgo del día a día no me cuesta esfuerzo.
    Buen artículo y grande Punset, como siempre 🙂

    • Muchas gracias por comentar Patricia!! Estoy de acuerdo, sobre todo depende de los hábitos del día a día y no a todas las personas les cuesta el mismo esfuerzo ‘liberarse’ de las redes en el tiempo libre! Un abrazo!!

  3. Pingback: ¿Podemos darle vacaciones a nuestras red...·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s